Publicaciones

Agustí Bou-Socios, BarcelonaElisa Escolà- Asociados, Barcelona

Nueva vía de reclamación por las cláusulas hipotecarias

30/01/2017

Áreas de práctica: Reestructuraciones e insolvencias

Autores: Agustín Bou, Elisa Escolà

La Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (STJUE), de 26 de enero de 2017, sobre las cláusulas de vencimiento anticipado

Cuando todavía los poderes públicos y la economía española estaban digiriendo los efectos de la STJUE sobre las cláusulas suelo, se ha dado a conocer otra sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que también puede remover los cimientos del sistema bancario español. Nos referimos a la STJUE de 26 de enero de 2017 (C-421/14).

Esta sentencia resuelve una petición de decisión prejudicial planteada por el Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Santander, en fecha 10 de septiembre de 2014. En este juzgado se estaba tramitando una ejecución hipotecaria iniciada por el Banco Primus contra un consumidor. Como consecuencia del impago de siete cuotas hipotecarias consecutivas, se declaró el vencimiento anticipado del préstamo en aplicación de la cláusula de vencimiento anticipado y el banco reclamó la totalidad del préstamo. Tras la correspondiente subasta el banco se adjudicó la vivienda del consumidor por el 50% del valor de tasación. Tras la adjudicación al banco se suscitaron tres incidentes, en uno de los cuales el juez declaró abusiva la cláusula de intereses de demora. No obstante, cuando el banco solicitó el lanzamiento, el juez suspendió de nuevo la ejecución y planteó la cuestión prejudicial preguntando al TJUE varias cuestiones.

El TJUE vuelve a recordar lo que ya estableció en su sentencia de 29 de octubre de 2015, indicando que no es acorde con la Directiva 93/13/CEE lo dispuesto en la disposición transitoria cuarta de la Ley 1/2013, de 14 de mayo, de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, al limitar el plazo para formular oposición en los procesos de ejecución hipotecaria a un mes desde la publicación de la ley en el BOE, sin requerir una comunicación individual, pues dicho plazo no garantiza plenamente que los consumidores afectados puedan hacer valer de forma efectiva y útil sus derechos vía judicial.

Por otra parte, a la vista del artículo 693 apartado 2º de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC), que permite dar por vencido anticipadamente un crédito, siempre y cuando se hayan impagado como mínimo tres cuotas hipotecarias o una obligación que equivale a tres cuotas, el juez de Santander le preguntó al TJUE si esta previsión legal impedía que el juez nacional pudiera examinar si la cláusula de vencimiento anticipado por cualquier impago era nula si en la práctica el banco había esperado al impago de más de tres cuotas.

En la práctica, algunos juzgados no consideraban abusiva las cláusulas de vencimiento anticipado debido que en la práctica el banco estaba cumpliendo con la LEC, pues se habían impagado más de tres cuotas. Pues bien, el TJUE ha indicado que el juez nacional puede considerar que las cláusulas de vencimiento anticipado que permitan dar por vencido un préstamo por el incumplimiento de cualquier cuota son nulas, con independencia de que la entidad bancaria no haya iniciado la ejecución hipotecaria hasta que no se hubieran impagado un número considerable de cuotas hipotecarias.

La declaración de nulidad de dicha cláusula es muy relevante, ya que debe comportar el archivo de la ejecución hipotecaria, pues se trata de una cláusula que constituye el fundamento de la ejecución.

Por último, esta STJUE deja una cuestión abierta que está generando ya mucho debate: admite que el juez examine si una cláusula es abusiva, aunque haya una resolución judicial previa firme en la que se hayan examinado otras cláusulas contractuales del mismo contrato de préstamo. Ello en la práctica permite que los jueces puedan examinar la nulidad de otras cláusulas no discutidas en su momento, mientras la ejecución hipotecaria no haya finalizado con la entrega del bien. La polémica ya está servida.