Noticias

Los despachos incorporan abogados expertos en casos complejos de cara a recurrir al Supremo

Los despachos incorporan abogados expertos en casos complejos de cara a recurrir al Supremo

  • 05/06/2018

Cada año se presentan cuatro mil recursos de casación civil y de estos se admiten un treinta por ciento. Muchos de ellos tras la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Civil del 2011 se hacen a través de las Audiencias Provinciales. Un recurso de casación no es una nueva apelación requiere un enfoque diferente  y conocer la técnica casacional adecuada”. Los despachos españoles ya siguen la tendencia de sus colegas en EEUU y muchos de ellos disponen de especialistas en este tipo de recursos complejos. No siempre el mejor abogado en sala es el mejor casacionista.

En EEUU existe la figura del apellate attorney, abogado especialista en recursos complejos “los abogados de recursos actuales tienen otro perfil que los primeros casacionistas. Son más visibles y tiene más presencia en redes sociales. En mi caso, estoy abierto a ayudar a otros compañeros abogados en la preparación de estos recursos de casación”, explica Pablo Franquet, asociado senior de Jausas, es especialista en recursos complejos, conoce bien los entresijos de los nuevos recursos de casación.

Este abogado que se formó en EEUU ha hecho de su blog litigiodeautor muy  consultado por estas cuestiones. Si hace año y medio se modificaba el contencioso administrativo, ahora la Sala Primera, Civil, también ha entrado en nuevos criterios de admisión desde febrero del pasado año, “Esto lo que hace es que uno de cada tres recursos sean admitidos por la propia Sala”, explica este abogado.

Nuestro experto forma equipo con el profesor de la Universidad Internacional de Catalunya, Ricardo Jiménez, lingüista   y organizan periódicamente con el apoyo de la editorial Thonson Reuters diferentes talleres de redacción para abogados. Acaba de participar en el Open de Arbitraje organizado por la Asociación Europea de Arbitraje en una mesa redonda donde se hablaba de las habilidades del abogado a nivel de redacción  “No podemos olvidar que los abogados escribimos para ganar”, aclara.

El propio despacho JAUSAS, se aprovecha de la experiencia de este abogado y ha abierto un servicio de casación a disposición de clientes finales y otros abogados “El recurso de casación, a diferencia del de apelación tiene una serie de formalismos que se deben conocer. Hay una serie de líneas rojas que no debes traspasar porque de lo contrario la admisión a trámite del recurso es compleja”, indica Franquet.

Cuidado con traspasar estas líneas rojas

Sobre esas líneas rojas, concreta indicando que “lo primero hay que saber diferenciar el recurso extraordinario por infracción procesal que sirve para denunciar los defectos de forma de la sentencia de apelación, y luego el recurso de casación donde el abogado denuncia una indebida aplicación del derecho. En este recurso es esencial conocer respetar la base fáctica de la sentencia de apelación. Los hechos probados no deben tocarse, lo que sí puede hacer un casacionista es la valoración jurídica de esos hechos”, aclara.

Otra línea roja “ señala que tienes que identificar muy bien la norma, el precepto o el articulo que consideras que ha infringido la setencia de apelación. En los criterios orientadores que sacó en su día el Tribunal Supremo se lamentaba de la calidad técnica de los recursos que recibe habitualmente. Un déficit técnico habitual es hacer citas indiscriminadas de normas, lo que genera confusión al dar por vulnerados varios preceptos que a veces son genéricos”.

Pablo Franquet, asociado senior de Jausas, es especialista en recursos complejos.

A juicio de este letrado “debes tener un ojo clínico para identificar el caso que te plantea un cliente para detectar el problema jurídico que pueda resultar de interés para el propio Tribunal Supremo. De hecho, los recursos se admiten a trámite o no y se ganan o se pierden si realmente has sabido plantear las cuestiones correctas, y a veces un abogado generalista no sabe indentificar ese problema jurídico que quiera el Tribunal Supremo entrar a resolver, bien porque es una novedad o porque supone un cambio de doctrina en alguna materia”.

De hecho considera que “en muchas ocasiones el abogado que ha presentado el caso en primera instancia, está tan imbuido en el caso y en las pruebas que no le permite tener distancia con el caso para identificar dentro de la controversia cuáles son las cuestiones de más interés para el Tribunal Supremo”.

Sobre los nuevos criterios de admisión resalta que “introduce dos grandes novedades respecto a los criterios del 2011, el primero habla de recomendaciones de estilo que al final son de obligado cumplimiento para que tu escrito se admitido. Hay que darse cuenta que la casación es el arte de la claridad y se debe ser muy concreto tanto a la hora de enfocar el tema como en la propia redacción final”.

Y el segundo gran cambio es que se ha reducido sustancialmente la capacidad de  revisión de la valoración de prueba que había en la sentencia de apelación. Ha pasado desapercibido. Antes podías cuestionar la valoración de prueba de la AP cuando entendías que era arbitaria o absurda, ahora el Supremo solo permite cuestionarla cuando hay un error patente o de hecho y fácilmente contrastable”.

Redacción jurídica de alta precisión

La redacción jurídica de estos recursos “debe ser de alta precisión. La casación implica una terminología propia, tiene su jerga que se debe conocer. Hay que ser algo sofisticado. Realmente la casación es oratoria por escrito”. Sobre la estructura del escrito, ahora hay que ser más concreto “hay una primera parte de explicación de los antecedentes procesales del caso, donde hay que explicar a la Sala Civil los datos relevantes que han ocurrido en la historia procesal del caso para que entiendan bien el porqué de ese recurso de casación”

Y  sobre el recurso de casación “puede tener una o dos partes, en función de si articulas el recurso extraordinario de infracción procesal y el de casación, o solo la casación. Es un escrito que debe estar dividido en motivos, no en alegaciones como otros recursos. Es muy importante los encabezamientos de cada motivo. En los primeros pasos de cada motivo debes ser capaz de sintetizar el problema jurídico que planteas, la norma de derecho a aplicar y definir de forma concreta el argumento jurídico que se desarrolla a continuación”.

Franquet recuerda que “tenemos un espacio concreto de 25 folios para preparar el recurso. Es muy importante la estructura y saber sintetizar lo más importante. Cada denuncia que se plantee debe ser un motivo especifico que debe tener una estructura de dos niveles. En el primer nivel, hay que dar a la sala civil de forma resumida las claves de ese motivo o denuncia: cual es la norma o jurisprudencia infringida , cual es la regla de Derecho que el tribunal debe dar  y luego un resumen de tu argumento”.

Nuestro interlocutor recuerda que el recurso sigue siendo el mismo, lo que se ha actualizado son los criterios de admisión  “el recurso de casación es un recurso extraordinario y tiene una fase previa de admisión. Y si se admita a trámite luego lo resuelve. Aun no los están exigiendo porque los asuntos que resuelven son anteriores a dicho cambios de criterios.

“En algún caso la Sala Civil ha inadmitido un recurso por déficit en la técnica casacional y falta de claridad reprochando que el escrito excedía mucho la dimensión de 25 páginas que se pide”.

The lawyers are "able to co-ordinate the work with firms abroad to make sure it goes smoothly," and goes on to highlight the firm's "reasonable fees, even in situations with partner involvement."

CHAMBERS & PARTNERS (2018)

"JAUSAS worked hard and made a good impression, I think they did their job well," reports one satisfied interviewee.

CHAMBERS & PARTNERS (2018)

Clients describe the team as "very good, quick, responsive and professional."

CHAMBERS & PARTNERS (2018)

The team is praised by clients for its "knowledge of insolvency matters and focus on finding solutions."

CHAMBERS & PARTNERS (2018)

"The team's ability to focus on the matters stands out. The lawyers understand the business and combine this with a high level of technical expertise." Another client enthuses: "We really enjoy working with them. The service is excellent."

CHAMBERS & PARTNERS (2018)