Publicaciones

Ley 3/2017, de 15 de febrero, del Libro Sexto del Código Civil de Cataluña, relativo a las obligaciones y los contratos

07/03/2017

Áreas de práctica: Derecho Mercantil

El pasado 22 de febrero se publicó en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC) la Ley 3/2017, de 15 de febrero, del Libro Sexto del Código Civil de Cataluña, relativo a las obligaciones y los contratos (la “Ley 3/2017”).

La Ley 3/2017 entrará en vigor el 1 de enero de 2018, excepto el apartado 1 de la disposición final segunda, el apartado 11 de la disposición final cuarta y la disposición final sexta, que entran en vigor el 1 de marzo de 2017. No obstante, los contratos suscritos antes de su entrada en vigor se regirán por las disposiciones vigentes en el momento de su conclusión, de modo que, si la Ley 3/2017 se aplicará solo a los contratos posteriores a su entrada en vigor.

El objeto de la Ley 3/2017, según se menciona su preámbulo, es establecer la estructura del libro sexto del Código Civil de Cataluña, relativo a las obligaciones y los contratos, aprobar la regulación de los contratos de compraventa, de permuta y de mandato, modificar e incorporar los contratos regulados por leyes especiales y sustituir la Compilación del derecho civil de Cataluña. Asimismo, La Ley 3/2017 también incluye la modificación de los Libros Primero, Segundo, Tercero, Cuarto y Quinto del Código Civil de Catalunya.

El Código Civil de Cataluña (“CCCat”) tiene eficacia territorial, sin perjuicio de las excepciones que puedan establecerse en cada materia y de las situaciones que deban regirse por el estatuto personal u otras normas de extraterritorialidad. En este sentido, la posesión, la propiedad y los demás derechos sobre bienes inmuebles, se regirán por la ley del lugar donde se hallen. En cambio, en las obligaciones contractuales se rigen por la ley a que las partes se hayan sometido expresamente, siempre que tenga alguna conexión con el negocio de que se trate; en su defecto, la ley nacional común a las partes; a falta de ella, la de la residencia habitual común, y, en último término, la ley del lugar de celebración del contrato.

De esta manera, con la aprobación de la Ley 3/2017, finaliza la codificación del Derecho civil catalán, dando lugar a un CCCat compuesto, por los siguientes libros:

  1. Libro primero, relativo a las disposiciones generales, que incluye las disposiciones preliminares y la regulación de la prescripción y de la caducidad.
  2. Libro segundo, relativo a la persona y la familia, que incluye la regulación de la persona física, las materias actualmente comprendidas en el Código de familia y las leyes especiales de este ámbito.
  3. Libro tercero, relativo a la persona jurídica, que incluye la regulación de las asociaciones y de las fundaciones.
  4. Libro cuarto, relativo a las sucesiones.
  5. Libro quinto, relativo a los derechos reales.
  6. Libro sexto, relativo a las obligaciones y los contratos.

Estructura del Libro Sexto

El libro sexto del CCCat se estructura, inicialmente, en tres títulos:

  • Título I, relativo a las disposiciones generales.
  • Título II, relativo a los tipos contractuales.
  • Título III, relativo a las fuentes no contractuales de las obligaciones.

Novedades

Las principales novedades introducidas por la Ley 3/2017, son las siguientes:

  • Enfoque más moderno del contrato de compraventa:

En la regulación de este contrato de compraventa se da un importante aumento de la protección del consumidor en esta materia.

En este sentido, se regula el deber de información en beneficio del comprador, a efectos de incrementar la transparencia contractual.

Siguiendo con la línea europea de protección al consumidor, el nuevo código establece un breve plazo de responsabilidad por falta de conformidad de dos años de duración.

En relación los recursos de las partes en los supuestos de incumplimiento contractual (que la Ley 3/2007 define como “remedios”), se introduce una regulación unitaria de los remedios del comprador y del vendedor, y se determina que los remedios no incompatibles se podrán acumular, y en todo caso lo serán con la indemnización por los daños causados. Asimismo, se establece un plazo de 3 años para la extinción de los remedios, a contar desde el momento en que las acciones hubieran podido ejercer.

De forma novedosa, y para evitar los supuestos de abuso de una de las partes contratantes, se regula la ventaja injusta.

También se regula de forma equilibrada el pacto de condición resolutoria en la compraventa de un inmueble, estableciendo que en el supuesto de falta de pago de todo o parte del precio aplazado en la compraventa, se faculta al vendedor para resolver el contrato y recuperar el inmueble.

La Ley 3/2017 introduce la regulación de la compraventa a prueba o ensayo, que se entiende concluida bajo la condición suspensiva de aprobación del consumidor.

Se establecen especialidades en cuento a la compraventa de inmuebles. Se incluye una regulación completa y separada del contrato de Arras, por la que el comprador de una finca podrá desistir del contrato y recuperar las arras si el banco le deniega la financiación necesaria.

Finalmente, se incorpora la regulación de la permuta y la cesión de finca o aprovechamiento urbanístico a cambio de construcción futura, como contratos diferentes, regulando detalladamente esta segunda.

La Ley 3/2017 incorpora las Directivas europeas 1999/44, sobre garantías de los bienes de consumo y 2011/83, sobre derechos de los consumidores.

  • Contratos sobre actividad ajena:

Se regula el contrato de mandato como un contrato de prestación de servicios y gestión, poniendo énfasis en la gestión de asuntos jurídicos por encargo del mandante y de acuerdo con sus instrucciones, en lugar de la típica regulación en base a una relación de confianza.

  • Contratos sobre objeto ajeno:

Se regulan los contratos de cultivo, entendiéndose como tales los contratos de arrendamientos rústicos, la aparcería y, en general, todos los contratos, cualquiera que sea su denominación, por los que se cede onerosamente el aprovechamiento agrícola, ganadero o forestal de una finca rústica.

También se regula el arrendamiento rústico, la aparcería y masoveria y la custodia del territorio.

  • Nuevas realidades sociales y personas mayores

La Ley 3/2017 se intenta dar respuesta a nuevas realidades sociales, sobre todo las vinculadas a las personas mayores incluyendo la regulación de los siguientes contratos:

  • Contrato de pensión vitalicia “el Violari”, por el que una persona se obliga a pagar a otra una pensión periódica en dinero durante la vida de una o más persona que vivan en el momento de su constitución.
  • Contrato de alimentos, por el cual una de las partes se obliga a prestar alojamiento, manutención, asistencia y cuidado a una persona durante su vida, a cambio de la transmisión de un capital, en bienes o derechos.
  • Contratos de cooperación

La Ley 3/2017 incorpora la Ley 2/2005, de 4 de abril, de contratos de integración, debidamente sistematizada y actualizada, especialmente en cuanto a la delimitación de las obligaciones contractuales y administrativas de las partes.

  • Contratos de financiación y garantía

Se introduce el contrato censal, readaptando esta figura jurídica a las necesidades de financiación a largo plazo, como alternativa al contrato de préstamo. Según lo establecido en el CCCat, por el contrato de censal una persona transmite a otra la propiedad de bienes concretos o de una cantidad determinada de dinero, y esta última se obliga a pagar a una persona y a sus sucesores una prestación periódica en dinero por tiempo indefinido.

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información política de cookies.

ACEPTAR