Más Noticias

“La industria farmacéutica se prepara para salir de Cataluña en 48 horas”

10/10/2017

Áreas de práctica: Fusiones y Adquisiciones, Life Sciences, Reestructuraciones e insolvencias

Autores: Agustín Bou

Si bien Oryzon fue la primera compañía catalana dedicada la desarrollo de medicamentos que mudó su sede social fuera de la autonomía, puede no ser la última. La posibilidad de que la Generalitat lleve a cabo una declaración de unilateral de independencia en unas 48 horas ha multiplicado las consultas legales de los laboratorios farmacéuticos, que se preparan su éxodo si esta iniciativa sale adelante.

Desde JAUSAS Legal, despacho de abogados con sede en Barcelona, confirman estas consultas, que son mucho más frecuentes en el caso de las numerosas compañías multinacionales farmacéuticas que tienen sede en Cataluña. Agustín Bou, abogado en este bufete, confirma estas informaciones y aclara que el cambio de sede social o de facturación, desde el año 2015, se puede llevar a cabo “con un mero acuerdo en el consejo de administración. Es muy sencillo, y se puede convocar en 24 horas”.

Indica que “son en realidad cambios cosméticos, porque lo que se cambia es dónde se van a presentar la declaraciones de impuestos. No es coger un camión de mudanzas y llevarse a 5.000 empleados de Cataluña. Van a seguir teniendo lo que tienen en aquí, pero a efectos jurídicos los formularios del IVA se van a presentar donde quieran poner la sede. Yo aprovecharía para llevármelos a Navarra o País Vasco”, por las ventajas fiscales que entrañan.

En sí, “el cambio es rapidisimo, y se hace en media mañana”, reitera, razón por la no termina de entender el real decreto aprobado por el Consejo de Ministros el pasado viernes para poder acelerar este proceso.

Preparados

A pesar de la confidencialidad que los 86 laboratorios radicados en Cataluña están mostrando ante la situación, en foros privados reconocen que han tomado medidas al respecto. Un responsable de un laboratorio cuya sede social está en Cataluña, pero que prefiere permanecer en el anonimato, reconoce que todo papeleo y burocracia están preparados para la ‘mudanza’ ante una eventual independencia.

Esta preparación ha sido compartida por otras compañías, que, con todo, consideran harto difícil que la declaración unilateral de independencia se haga realidad. Por lo pronto, Farmaindustria, la patronal del medicamento innovador, ha preferido no hacer valoraciones al respecto de esta situación.

Escasas valoraciones

Los grandes tótems del sector del medicamento en la región, Almirall y Grifols, tampoco ha querido hacer declaraciones oficiales, aunque la posición de sus dueños es conocida. La familia Gallardo ya ha mostrado en varias ocasiones su visión contraria al ‘procés’, mientras que los Grifols dejaron ver su adhesión al movimiento independentista en el pasado, concretamente cuando Artur Mas era presidente de la Generalitat. Con todo, según El País, la compañía ha abierto la puerta marcharse de Cataluña.

Mientras, multinacionales como Bayer quedan a la espera que el conflicto se aclare: “Bayer, como cualquier otra compañía, precisa de un marco político, económico y jurídico estable que asegure el normal desarrollo de su actividad. Ante la situación en Cataluña, la compañía confía en que se alcance una solución que permita mantener estas condiciones”.