Más Noticias
Alimentario, Asociado, Competencia, Corporate Compliance, Derecho Administrativo, Derecho Laboral, Derecho Mercantil, Distribución y Franquicias, Empresa familiar, Fiscalidad, Fusiones y Adquisiciones, Gestión de conflictos, Inmobiliario y Urbanismo, Life Sciences, Litigación bancaria, Penal, Procesal, Propiedad intelectual e industrial, Reestructuraciones e insolvencias, Seniors, Socios, Tecnologías de la información y la comunicación

Quién es quién en la economía española 2017

29/09/2017

“La Generalitat se llevará al menos el 14% de las donaciones para multas de políticos”

30/09/2017

Áreas de práctica: Fiscalidad

Autores: Jordi Capelleras

La Caixa de solidaritat, creada por Òmnium y la Assemblea Nacional Catalana (ANC), ya ha recaudado unos dos millones de euros en donaciones de particulares para que los políticos y ciudadanos enjuiciados por el procés afronten las multas que se les imponen.

La tributación de las donaciones, competencia cedida a la Generalitat, reportará a sus arcas al menos un 14% de las cantidades que reciban los procesados. Y es que los expertos consultados recuerdan que las donaciones que van de 0 a 50.000 euros –el mínimo que se podría dar a los políticos- tributan al 7%, pero la tasa se dobla al ser una donación a un extraño y no entre familiares.

Dos cuentas para donaciones

Para canalizar las donaciones, la Caixa de solidaritat ha abierto dos cuentas, jurídicamente a nombre de la ANC, en las que se depositan pagos en efectivo, transferencias bancarias o pagos con tarjeta a través de la web de la plataforma, explican fuentes de la iniciativa. “Todos los ingresos que se hacen van directamente a estas cuentas”, dicen.

¿Quién paga los impuestos por esas donaciones? No paga nada quien dona, los “muchísimos” ciudadanos que ya lo han hecho, según la ANC. “El que hace la aportación paga cero, no tiene ninguna preocupación a nivel fiscal”, apunta Albert Sagués, profesor de la UPF Barcelona School of Management. Tampoco Òmnium ni la ANC. “Cuando las entidades sin ánimo de lucro recibimos donaciones que se hacen en función de nuestro objeto social, los donativos no tributan”, detallan.

“La entidad que lo recibe no lo recibe como donación, sino que es una cantidad que está destinada a entregar a un tercero, por lo tanto no debería tributar”, añade Jordi Capelleras, socio del departamento fiscal de JAUSAS.

Si ni el que dona ni el que canaliza tributan, la responsabilidad queda para el que lo recibe. Los Artur Mas, Irene Rigau, Joana Ortega, Francesc Homs… Con sentencia firme se hace el traspaso desde las cuentas de la Caixa de solidaritat a la persona enjuiciada “y esta persona ha de tributar en el Impuesto de Donaciones”, aclaran desde la iniciativa. “Su cuantía depende de la cantidad que se dona, de la relación de parentesco y del patrimonio preexistente de quien recibe la donación”, plantea Capelleras en términos más generales.

Hasta el momento, el único pago que se ha hecho desde la Caixa de solidaritat es por la sanción que se le impuso a Francesc Homs. 30.000 euros que afrontaba por una sanción del Tribunal Supremo por la organización de la consulta del 9N. La legislación recoge que para una donación de 30.000 euros se tributa al 14%. Así, desde la Caixa de solidaritat se tuvo que dar una cantidad mayor para que una vez pagado el Impuesto sobre Donaciones a Homs le quedara la cantidad limpia para afrontar la multa.

Para cantidades superiores a los 50.000 euros se abonarán la cuota íntegra de cada tramo (ver imagen superior) multiplicada por dos y se calculará el tipo a la cantidad restante, cifra que también se duplica.

A modo de ejemplo, si se hace una donación de 500.000 euros, se pagará la cuota íntegra de 57.000 euros de su tramo dos veces. Esto serían 114.000 euros. Además, por los 100.000 euros por encima de los 400.000 que hace de mínimo en el tramo se tributa el 24%: 24.000 euros, también multiplicados por dos. Otros 48.000 euros. En total, por una donación de 500.000 euros se pagarían 162.000 euros.

Sin mayores alternativas

¿Hay posibilidad de escapar a los impuestos? “Como hace años que nos buscan las cosquillas para colarnos cualquier cosa, lo hacemos todo adaptándonos a derecho y ley para evitar cualquier problema”, plantean desde la iniciativa.

En cualquier caso, los expertos no ven con malos ojos la estructura montada. Sagués descarta alternativas. Afirma que hacerlo vía préstamos no está sobre la mesa porque si luego el donante lo condona se vuelve una donación, y estaría en el mismo punto. Y si se da dinero en efectivo de forma anónima, quien lo recibe debe justificarlo, pagando incluso más. “A nivel fiscal sería una ganancia patrimonial. Va a la declaración de la renta y puede tributar hasta el 45%”, detalla. Esos impuestos irían a la Hacienda española, no a la catalana.

Y si finalmente no hay multas, ¿qué pasará con el dinero donado? Lo decidirán Òmnium, la ANC y otros impulsores. “Ha de ir a una causa solidaria”, apuntan. De momento son dos millones de euros.