The most productive law firms in Spain (in Spanish)

16/05/2017

Authors: Agustín Bou, August Torà, Eduardo Vila, Elisa Escolà, Emma Vicente, Gemma Colomer, Héctor Jausàs, Joan Vidal de Llobatera, Jordi Ruiz de Villa, Josep Carbonell, Laia Folguera, Manuel Alonso, María José Gómez, María Luisa de Alarcón, Mariano Gomariz, Mercè Caral, Mercè Ribatallada, Miguel Mejías, Natalia Ontiveros, Nieves Briz, Núria Clemente, Pablo Franquet, Talmac Bel

Expansión

The article that follows is written in Spanish: Aumenta ligeramente la presión en los márgenes de los despachos, ya que la facturación por profesional prácticamente se ha estancado en 2016 respecto al ejercicio anterior, con un retroceso del 0,2%.

Las estadísticas confirman una queja recurrente del sector: los márgenes se han estrechado en los últimos años y los precios no se recuperan. En un entorno en el que la facturación global sólo ha crecido de media un 5%, la productividad se resiente, sobre todo cuando el sector no sólo ha mantenido el empleo, sino que lo ha aumentado ligeramente, alrededor del 2,5%.

Esta situación ha provocado prácticamente un estancamiento de los ingresos por profesional, es decir, de todos aquellos empleados cuyas horas se facturan: socios, abogados, ingenieros, informáticos o matemáticos. Este indicador ha retrocedido un 0,2%, hasta situarse, de media, en 190.405 euros por persona.

Por encima de esta cifra se encuentran 23 despachos, liderados por Clifford Chance y Linklaters, que ingresan más de 430.000 euros por profesional. Herbert Smith y Allen & Overy ocupan la tercera y cuarta posición, respectivamente, situándose en el entorno de los 400.000 euros.

Por debajo de la barrera de los 120.000 euros, se encuentra una veintena de bufetes. Generalmente, la productividad es menor en las firmas que facturan por debajo de 15 millones de euros anuales, ya que tienen que hacer un esfuerzo mayor de plantilla con recursos más limitados. Automáticamente, esto se traduce en una mayor presión en los márgenes que obtienen las firmas legales.

Facturación por socio

La radiografía es muy similar si se atiende a criterios de rentabilidad, como lo es la facturación por socio, que también se ha mantenido prácticamente inalterada en 2016, situándose, de media, en 1,2 millones de euros.

Sin embargo, sí cambia la fotografía de quienes forman parte del top ten. En ingresos por socio destacan las firmas que no tienen una estructura tradicional y con modelos de negocios diferente. El líder es Arriaga, con una facturación por socio cercana a los 13 millones de euros, ya que en esta firma sólo tres personas ostentan esta categoría. Algo muy similar ocurre en el caso de Legálitas, que ocupa la segunda posición con 6,2 millones de euros. Su modelo societario responde al de una compañía de cualquier otro sector, con siete accionistas capitalistas, en lugar de ser una sociatura tradicional de un bufete de abogados.

Sin tener en cuenta estos dos casos, la primera posición del ránking sería, en este caso, para Linklaters, la única firma que factura más de tres millones de euros por socio. Le sigue en la clasificación Clifford, con 2,8 millones de euros, y Herbert Smith y Allen & Overy, ambos con 2,6 millones de euros.

Tanto si se atiende a un criterio como a otro, estos cuatro despachos confirman su liderazgo en nuestro país como los bufetes más competitivos y con estructuras más productivas. Estas cifras responden a la estrategia impulsada por estas firmas, que si bien no son las de mayor tamaño por facturación, sí han centrado su actividad en las grandes operaciones de fusiones y adquisiciones, alejándose del trabajo recurrente que, generalmente, aporta una rentabilidad menor.