Jausas in the media

Afepadi focuses on the future of food supplements in Spain (in Spanish)

Afepadi focuses on the future of food supplements in Spain (in Spanish)

  • 29/06/2017
The article that follows is written in Spanish: La jornada realizada por Afepadi, que se clausuró con un gran éxito, analizó la actual normativa europea que regula los complementos alimenticios ya que, según la Asociación, es insuficiente por lo que se insistió en la necesidad de una normativa que contemple la posibilidad de uso de todos los ingredientes alimentarios basada en criterios de seguridad

La Asociación de las Empresas de Dietéticos y Complementos Alimenticios ha celebrado, recientemente, un encuentro en el que se han tratado diferentes temas que afectan a las empresas de cara al futuro del sector como trabajar para conseguir urgentemente un Reglamento comunitario armonizado para todos los Estados miembros de la UE que no admita interpretación alguna y en el que se diferencien claramente los complementos de los alimentos de los alimentos de consumo corriente.

Robert Sanahuja, presidente de Afepadi, fue el encargado de inaugurar el acto y, durante su intervención, señaló que la actual normativa europea que regula los complementos alimenticios es, a fecha de hoy, “absolutamente insuficiente, poco clara y aplicada de forma restrictiva por las autoridades españolas”. Ante este escenario, desde Afepadi “estamos trabajando para ir más allá y no quedarnos de brazos cruzados. Es necesario pasar a la acción, tomar una postura claramente activa y no aceptar todo lo que nos dicen cuando no se ajusta a la norma”.

El marco jurídico de los complementos alimenticios

Por su parte, Héctor Jausás, socio del despacho de abogados Jausás Legal, explicó la Directiva CE 2002/46 que establece un marco jurídico básico para los complementos alimenticios y el Real Decreto 1487/2009, una transposición casi literal de la directiva de Bruselas que, tal y como precisó, “en su aplicación práctica, y debido a las lagunas de la normativa europea, ha creado dificultades en su implementación en España”.

El abogado también mencionó el Real Decreto Legislativo 1/2015 que permite la venta libre, como alimento, de plantas tradicionalmente consideradas medicinales, siempre y cuando no se haga referencia a propiedades terapéuticas, preventivas o diagnósticas. También apuntó que a nivel legislativo, los complementos alimenticios siguen la legislación general alimentaria española en materia de seguridad e información.

Ante toda esta cantidad de normas legislativas y sobre todo ante una Directiva europea que, como insistió Jausás, “se ha quedado en lo básico armonizando únicamente las vitaminas y minerales que pueden incorporarse en un complemento alimenticio sin definir los ingredientes con un efecto nutricional o fisiológico que pueden entrar en la composición de los complementos alimenticios, se ha acabado generando inseguridad jurídica e incertidumbre entre los operadores económicos del sector, sobre todo en cuanto a los ingredientes que pueden admitirse en la composición de los complementos alimenticios”.

Héctor Jausás apuntó además que la práctica administrativa está provocando “de forma injustificada, una interpretación restrictiva de la legislación en cuanto a la composición de los complementos alimenticios”. Esto está obligando a acudir al procedimiento de reconocimiento mutuo, una solución que como apuntó, “debería ser una solución temporal ante una falta de regulación completa que no debería eternizarse”.

Ante tal panorama legislativo, Jausás comentó que es necesario “permitir la comercialización de todos los complementos alimenticios cuyo uso sea seguro“. También añadió que hay que trabajar con la Administración “sobre los mensajes a trasmitir a los consumidores para un uso seguro de los productos. La situación actual, con un etiquetado que no permite al consumidor conocer el uso recomendado de los productos, es inexplicable”.

El futuro de los complementos alimenticios

Afepadi, en su continuo trabajo por defender los derechos de las empresas de dietéticos y complementos alimenticios, explicó durante la jornada las líneas de acción que va a llevar a cabo para garantizar un marco regulatorio favorable.

Ante los evidentes déficits legislativos existentes sobre los complementos alimenticios y ante una práctica administrativa española totalmente limitante y restrictiva, Camil Rodiño, secretario general de Afepadi, mencionó algunos de los problemas con los que se encuentran actualmente las empresas del sector para desempeñar correctamente su labor diaria. “Hay un tendencia a restringir y prohibir nutrientes. También nos encontramos con ciertas dificultades a la hora de importar materia prima de terceros países y se aprecian diferencias significativas de trato según canal y/o empresa. Por otra parte, hay una falta evidente de declaraciones saludables y una aplicación muy dispar sobre el reconocimiento mutuo. A todo esto hay que sumar una falta de comunicación y consenso evidente entre las diferentes administraciones”.

Rodiño explicó a los asistentes los pasos que hay que seguir y las actuaciones a acometer para normalizar la situación actual. “Queremos vender y comunicar con normalidad. No queremos que fabricar, distribuir y comercializar complementos alimenticios sea un deporte de riesgo. Necesitamos tener seguridad jurídica y sobre todo un marco jurídico claro que nos ayude a reducir las incidencias”.

El secretario general de Afepadi también pidió “unas reglas del juego iguales para todos que posibilite un negocio presente y futuro. También hay que apostar decididamente por la innovación y por un marco público que sea respetuoso con el consumidor. Los productos tiene que ser seguros y, por tanto, deben ir acompañados de una comunicación adecuada y veraz”.

Highly regarded team centred in the Barcelona market. Provides expert advice on franchise agreements and securities litigation to both foreign and domestic corporate clients.

Chambers & Partners (2015)

“Highly regarded team centred in the Barcelona market. Provides expert advice on franchise agreements and securities litigation to both foreign and domestic corporate clients.”

The Legal 500 (2015)